¿6×1? • ¿POR QUÉ EXISTEN LOS AÑOS BISIESTOS?

lavia

Cada cuatro años, febrero tiene 29 días y eso hace que al que hace cuatro se le llame bisiesto. Pero, ¿por qué ocurre esto? Tiene una explicación muy sencilla: se trata de corregir las diferencias en el calendario, puesto que realmente un año tiene 365 días, cinco horas y 56 minutos, algo que no se contabiliza año a año, sino que se suman y se añaden cada cuatro al mes que menos días tiene, es decir a febrero.

Al parecer, este sistema para ajustar el calendario anual fue ideado por Julio César, cuando llegó a Egipto y comprobó que su calendario estaba mucho mejor pensado que el romano. De esta forma, encargó al astrónomo Sosígenes de Alejandría que diseñara uno nuevo en el año 46 a.C, con 365 días y un día adicional cada cuatro años, para compensar el desfase.

El año 46 A.C. tuvo 445 días de duración, siendo el año más largo que se conoce desde que el este es medido a través de calendarios. En un primer momento el año iba a constar de 378 días debido a que se añadió un mes más intercalado en febrero. Sin embargo, posteriormente Julio Cesar añadió 67 días más en forma de dos meses extraordinarios situados entre noviembre y diciembre.

Estos meses fueron llamados Intercalaris Prior e Intercalaris Posterior por Ciceron. Según la estructura del propio calendario romano se sugiere que se añadieron 5 días a noviembre mientras que los otros dos nuevos meses tuvieron 31 días cada uno.

No existe una prueba o argumentación concreta que haga saber por qué fueron 67 los días que añadió Julio Cesar. Por una parte, se piensa que al añadir 67 días al calendario intentaba alinear el calendario con el solsticio de invierno marcándolo este dentro del nuevo 25 de diciembre. También puede ser que añadiera intencionadamente estos días como distancia entre el 1 marzo que era el inicio del año nuevo en el calendario romano, con el 1 de enero, que marcaba el inicio del año en el calendario Juliano.

Este fue el último año donde el calendario tuvo una cantidad de días superior al año solar y fue denominado annus confusionis (año de confusión).

Pero ¿por qué bisiesto?

En los tiempos de Julio César, el primer día de cada mes se llamaba calendas, el séptimo eran las nonas y el decimoquinto día eran los idus. En lugar de decir 28 de febrero, los romanos decían primum dies ante calendas martias (primer día antes de las calendas de marzo). El 27 de febrero era el secundum dies ante calendas martias (segundo día antes de las calendas de marzo), el 26 de febrero, tercer día y así sucesivamente.

Para introducir su novedad, el año bisiesto, Julio César intercaló un día entre el sexto y el quinto día antes de las calendas, o sea entre los días que hoy son el 23 y el 24 de febrero. Este día adicional fue llamado bis sextus dies ante calendas martias, o sea, “segundo día sexto antes de las calendas de marzo” y el año que contenía ese día se llamó por eso bissextus.

Fuentes: ideal.eselcastellano.org y sendasdelviento.es

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Next Post

¿CÓMO EVOLUCIONARÁ EL SER HUMANO?

Según la teoría de la evolución de Darwin, la selección natural es la responsable de los cambios que se producen en una especie. Mediante la supervivencia de los individuos mejor adaptados, prevalecen las características que les han permitido sobrevivir, lo que permite que con el paso del tiempo los organismos vayan evolucionando. […]