PDI detuvo a imputada por receptación flagrante de teléfono celular

El 17 de enero de 2020 detectives de la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) Aysén
recibieron una denuncia por el delito de hurto simple que afectó a la sucursal de Entel de la
ciudad de Puerto Aysén. Al tomar conocimiento de esta situación la PDI dio cuenta al
Ministerio Público, quien instruyó una instrucción particular para establecer la identidad de
quienes posiblemente podrían estar utilizando estos equipos.
El detective a cargo de la investigación, subcomisario José Valenzuela Ríos, detalló que los
hechos ocurrieron entre los días 23 y 24 de diciembre de 2019, “donde producto de la
aglomeración de personas en el local, sustrajeron los cuatro smartphones que fueron
avaluados en un total de un millón de pesos”.
Producto de la investigación y el trabajo de análisis criminal, detectives de la BICRIM Aysén
realizaron las coordinaciones con las empresas proveedoras de servicio telefónico para
conocer si los smartphones estaban siendo utilizados. Así dieron con el paradero de una mujer
de 29 años, con antecedentes policiales por el delito de lesiones graves, “quien estaba dándole
un uso habitual a uno de los equipos sustraídos”, explicó el detective.
Al realizar las consultas, se percataron que el equipo correspondía a uno de los sustraídos de la
sucursal. Conforme a ello procedieron a su detención e incautación de la especie requerida. La
diligencia fue informada al Fiscal de turno de Coyhaique, quien dispuso el apercibimiento de la
imputada bajo el artículo 26º del Código Procesal Penal y la entrega del teléfono celular a su
denunciante.
La imputada adquirió el celular mediante el mercado informal, en pago de una deuda de
$200.000 pesos que le debían, lo que está siendo investigado por parte de la BICRIM Aysén.
Cabe destacar que anteriormente un equipo ya había sido recuperado por la misma compañía
telefónica, sin embargo, el resto de los teléfonos celulares todavía es materia de investigación,
“estamos realizando las coordinaciones pertinentes con las compañías proveedoras del
servicio de telefonía para que nos puedan informar acerca de las personas o posibles usuarios
que puedan estar utilizando estos smartphones sustraídos. Además, estamos trabajando en
obtener el respaldo de las cámaras de seguridad de la sucursal para realizar el análisis de
ellas”, señaló el subcomisario Valenzuela.
Recomendaciones
El delito de receptación hace referencia a una persona que en su poder mantiene una especie
que es producto de delito, ya sea de robo o de hurto, ante esta situación la Policía de
Investigaciones recomienda a la ciudadanía comprar en locales establecidos, solicitar la boleta
o facturas según corresponda, “puesto que pueden encontrarse con la sorpresa que un
producto sea ofrecido en el mercado informal y sea producto de un delito. Por eso la
recomendación es que compren en locales establecidos, soliciten la boleta o factura que
puedan mantener almacenada en un correo electrónico o fotocopia para en caso de cualquier
cosa poder acreditar su procedencia”, puntualizó el detective de la Brigada de Investigación
Criminal Aysén.

Agregar un comentario