Se trata del segundo caso por el delito de acoso sexual callejero en la región de Aysén, ya que el primero se dio en septiembre del año pasado, luego de entrada en vigencia la modificación al Código Penal en mayo de 2019 sobre este tipo de hechos.

Durante la jornada del miércoles 04 de marzo de 2020, la Fiscalía Local de Coyhaique solicitó la
concurrencia de detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales para investigar una
denuncia por el delito flagrante de acoso sexual en espacios públicos, realizada por una mujer
mayor de edad en el aeropuerto de Balmaceda.

Se trata del segundo caso por el delito de acoso sexual callejero en la región de Aysén, ya que
el primero se dio en septiembre del año pasado, luego de entrada en vigencia la modificación
al Código Penal en mayo de 2019, el cual recoge y amplía las figuras de acoso como se conocía
antes.

El procedimiento policial inicialmente fue denunciado por particulares a personal de
Carabineros de la Subcomisaría de Balmaceda, quienes efectuaron una primera intervención.
Conforme a ello, el fiscal de turno ordenó a personal especializado de la Brigada investigadora
de Delitos Sexuales de la PDI, iniciar las diligencias investigativas para la verificación del hecho.
Al respecto, el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (BIDS) de Coyhaique,
subcomisario Alexis Valenzuela Ramírez, confirmó que el día de ayer en la sala de embarque
del aeropuerto regional, pasajeros advierten cuando un sujeto sacaba fotografías a la víctima
con su teléfono celular.

“Se trata de un hombre de 41 años que el día de ayer fue detenido por
el delito flagrante de acoso sexual en lugares públicos, denominado acoso sexual callejero, en
el Aeropuerto de Balmaceda. Lo anterior sucede cuando la víctima sin poder advertir el hecho
es fotografiada en momentos que el imputado, aprovechando la congestión de gente, tomó
fotografías a la víctima en la zona glútea sin su consentimiento, quien luego de advertir esta
situación efectuó la denuncia respectiva, procediendo a su detención”.

A través del análisis al equipo telefónico realizado por los detectives de la unidad
especializada, se logró obtener la evidencia del hecho, “ya que se efectuó una revisión del
teléfono celular donde efectivamente se apreciaron las fotografías de la víctima y de otras
mujeres en el mismo contexto”, puntualizó el subcomisario Valenzuela, enfatizando en la
reincidencia de los actos por parte del imputado.
El jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales hizo hincapié en denunciar este tipo de
hechos para iniciar el debido procedimiento,

“hacemos un llamado a todas las personas,
especialmente a las mujeres que se ven afectadas por este tipo de delitos, a que concurran a la
PDI o a la Fiscalía para hacer la denuncia respectiva, ya que estos delitos no están quedando
impunes, por cuanto cualquier acción que vulnere la intimidad, la indemnidad o libertad
sexual, está amparada y protegida por la Ley que es intolerante ante este tipo de conductas y
la PDI es enérgica en su respuesta para proteger los derechos de las mujeres cuando estos se
han visto afectados”, añadió.

El imputado fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Coyhaique durante la jornada
de este jueves 05 de marzo para su control de detención por el delito flagrante de acoso sexual
en espacios públicos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *