Ph.D(c) Miguel Ángel Rojas Pizarro.
Psicólogo
Profesor de Historia y Cs. Políticas.
@marojas007

Estimados lectores, este presente año será muy convulsionado en el ámbito de la educación, no solo encontramos el cambio curricular de terceros y cuartos medios, los movimientos estudiantiles, el plebiscito del mes de abril y las elecciones municipales en octubre.
También el presente año, comienza a regir en todos los establecimientos educacionales del país, el nuevo decreto 67 del Ministerio de Educación que promueve la evaluación centrada en el aprendizaje integral de las y los estudiantes De esta manera, el documento, que entra en vigor el presente año, con el objetivo de buscar la reflexión pedagógica y colaborativa para tomar decisiones de los equipos de profesores.

 

Esto llevara a los directivos educacionales a buscar las
mejores estrategias respecto de qué, cuándo y cuánto evaluar y calificar, lo cual presenta un avance respecto de las prácticas pedagógicas que, por ejemplo, definen la cantidad de calificaciones de los y las estudiantes sobre la base de la cantidad de horas que tienen lasasignaturas o plantearnos la interrogante ¿Si el año académico deben ser dos o tres semestres?
Es importante destacar también que, en el marco de la nueva ley de Inclusión, en atención a la diversidad y el resguardo del derecho a la educación, también este nuevo decreto 67 eliminará la eximición de asignaturas. Los últimos estudios del mineduc demuestran que esta
medida deja al estudiante sin participación en las oportunidades de aprendizaje y evaluación en el área del cual es eximida o eximido. Así, la eximición se considera una respuesta inadecuada frente a dificultades de las y los estudiantes, lo cual puede reemplazarse por adaptaciones o adecuaciones curriculares de sus oportunidades de aprendizaje y evaluación.
Pero no fue lo único, puesto que, con esto, además, se sostuvo que la repitencia suele tener más efectos negativos que positivos, tanto para el desarrollo como para el aprendizaje de los y las estudiantes, afectando aspectos socioemocionales y aumentando las probabilidades de
ausentismo y deserción.

Detrás de este nuevo decreto 67 de evaluación y promoción hay un propósito y una nueva estructura del sistema escolar, donde la evaluación es un proceso colaborativo y sistémico focalizado en las habilidades que se quieran evaluar, medir y calificar pensando en los objetivos
finales del aprendizaje. Este año los establecimientos deberán rearmar sus procesos de evaluación interna y uno de los aspectos relevantes es que se toma la repitencia como un aspecto muy especial y tanto las escuelas como los profesores tendrán que motivar al alumno
para que no vuelva a reprobar y demostrar que fue aprobado por todos los docentes.
Es aquí donde la figura de los profesionales de la educación (Psicólogos, Asistentes Sociales, Fonoaudiólogos,) serán clave dentro de las instituciones educacionales debido a que cumplirá un rol articulador entregando herramientas y estrategias en el plano motivacional, social y cognitivo a la hora del desarrollo de una clase.

En este sentido el psicólogo educacional tiene una importante función de apoyo al docente, de acogida y de contención de la ansiedad que forzosamente va unida a la difícil tarea docente. Es importante que las escuelas construyan este desafío de presentar un modelo de
trabajo colaborativo entre psicólogo educacional y profesores, para apoyar a niños con dificultades de aprendizaje, baja autoestima y motivación.
Para finalizar es un desafío muy interesante el que se visualiza en los establecimientos con este nuevo decreto 67, Los profesionales de la educación apoyaran a los profesores a unificar todas las normas de calificación y promoción para todos los niveles de educación básica y media,
además de ampliar el concepto de evaluación con un enfoque más inclusivo. Este nuevo decreto 67 asimismo, otorga un marco distinto para evitar el retraso en el proceso de aprendizaje de los estudiantes y deja el acto de repitencia como una medida extrema. Con esto se fortalecer las
prácticas evaluativas y invita a centrarse en las habilidades ¿Qué se espera de los estudiantes del siglo XXI? Que sean comunicadores, abiertos de mente, íntegros, esforzados, perseverantes en el trabajo, respetuosos, solidarios y que valoren la vida democrática.
“Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido” Albert Einstein.

Ph.D(c) Miguel Ángel Rojas Pizarro.
Psicólogo
Profesor de Historia y Cs. Políticas.
@marojas007

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *