Carabineros de Puerto Aysén trasladó vivienda a solitario adulto mayor del sector Pangal Alto

La Oficina de Integración Comunitaria de la 2da. Comisaría junto a 17 músicos de la Banda Instrumental, trasladaron los paneles de la casa a través de un kilómetro de pantanos y matorrales.

   Gestiones desarrolladas por personal de Carabineros de la Oficina de Integración Comunitaria de la 2da. Comisaría de Puerto Aysén, en un esfuerzo conjunto con la Gobernación y la Municipalidad, permitió conseguir y trasladar una vivienda en beneficio de un solitario poblador de 72 años de edad, que hace patria entre los bosques del litoral de la región de Aysén.

   Tras conocer del caso, la Oficina Comunitaria de Carabineros –en su rol de comodidad pública- realizó múltiples esfuerzos, iniciativa a la cual se plegaron en forma voluntaria 17 músicos de la Banda Instrumental, quienes en una jornada de torrenciales precipitaciones, se abrieron paso por entre matorrales y bosques, atravesando zonas de pantanos y vados, lograron trasladar los paneles de una mediagua con el propósito de otorgar mayor dignidad al ciudadano, contribuyendo a mejorar su calidad de vida.

Condiciones de habitabilidad

   El caso fue conocido durante el mes de febrero, luego que una vecina de la comuna se acercó a Carabineros manifestando su preocupación por un adulto mayor que vivía en un lugar retirado de la comuna, del cual no tenía noticia desde hace unos dos meses previos a aquella fecha.

   Ante ello el Suboficial Mayor Renato Orellana Novoa, jefe de la Oficina Comunitaria de la 2da. Comisaría de Puerto Aysén con su personal, se trasladó junto a la vecina, quien señaló la compleja vía de acceso al sector Pangal Alto –camino a la cascada El León- distante a unos 22 kilómetros hacia el norte de la ciudad a un costado del río del mismo nombre.

   Tras lo anterior, Carabineros realizó coordinaciones con Bomberos de la comuna, quienes instalaron cuerdas y anclajes, permitiendo implementar un canopy y cruzar las correntosas aguas del río Pangal hasta el domicilio del lugareño.

    “Logramos cruzar hasta la otra rivera -me acompañó un bombero- el residente estaba con vida, vimos la chimenea encendida y nos alegramos porque pudimos constatar que estaba bien de salud. No obstante, estaba en pésimas condiciones de habitabilidad, vivía en una ruca hecha con tablones y con diversos orificios en la techumbre”, recordó.

   Ante ello y tras las consultas sobre las dificultades para sortear el invierno y la persistente lluvia que arrecia frecuentemente estas y otras comunas del litoral, el lugareño manifestó que la rústica estructura se llovía completa, ante lo cual se debía cubrir con un toldo para pasar el aguacero.

Gestiones

   Conmovido por el caso, el Suboficial Mayor Renato Orellana, activó las redes de apoyo comunal y provincial, con la finalidad de conseguir y hacer llegar la ayuda necesaria antes de inicio de la temporada  invernal.

   Luego de exponer el caso y participar en múltiples mesas de trabajo y reuniones con la Dirección de Desarrollo Comunitario, la Municipalidad de Aysén otorgó un box spring, enseres de cama y todo lo necesario para un mejor vivir.

   Similares gestiones realizó Carabineros con la Gobernación, logrando que una asistente social llegara al lugar permitiendo levantar un informe social, lo que se tradujo en la entrega de una mediagua y una cocina a leña.

Complejo traslado de ayuda

   Una vez conseguido lo anterior, Carabineros –a través de la Oficina Comunitaria- se organizó para efectuar primeramente el traslado de los paneles de la vivienda, situación que llegó a oídos de los músicos de la Banda Instrumental, quienes dejaron por un momento de lado sus instrumentos y ensayos, para sumarse de manera voluntaria y con entusiasmo a esta proeza.

   A bordo del bus institucional conducido por un Cabo 1ro. José Masilla Chodil, de dotación del Retén Puerto Chacabuco, usando botas y ropa de agua, el personal se dio paso a las tareas de descarga y complejo traslado de los paneles y planchas de zinc a través de aproximadamente un kilómetro de compleja geografía, debiendo abrirse paso a través del barro, cruzar pantanos, matorrales y bosques hasta llegar a un área despejada donde fueron acopiados.

   Próximamente –una vez que merme el nivel de las aguas- se dará paso a la segunda etapa, cuál es, cruzar el río Pangal hasta la propiedad del lugareño, sector donde será levantada la estructura.

   “Es una hazaña que constituye una gran experiencia que nos llena de satisfacción como es el haber podido hacer algo por una persona que vive en condiciones mucho más extremas. Los Carabineros estamos para ayudar, esa es nuestra esencia desde hace 93 años, más aún en esta extensa y desmembrada geografía donde nuestra labor y juramento cobra un sentido especial en cada jornada”, expresó.   La presencia de Carabineros permite brindar servicios a la comunidad trasladando víveres, materiales de construcción, insumos médicos hasta remotos lugares, realizando búsqueda de personas, evacuaciones, rescates y traslados de pacientes en situaciones críticas, entre otras, solidaridad y preocupación que ha sido ampliamente valorada por quienes hacen patria y desarrollan sus vidas en los confines y soledad de la Patagonia.

Agregar un comentario