La nueva vida de Iván Fuentes lejos de la política: trabaja en el campo, vende leña y su familia enfrenta dramática situación

Vía Austral

El ex diputado vive en un campo de Mañihuales, en la Región de Aysén.

Hace no tanto tiempo atrás, Iván Fuentes era diputado y una figura reconocida a nivel nacional tras darse a conocer tiempo atrás como dirigente gremial en la Región de Aysén.

Sin embargo, en la actualidad la realidad cambió bastante para el ex parlamentario quien perdió la reelección y que admitió que recibió aportes irregulares durante su primera campaña, según informó La Cuarta. Trabaja en el campo en Mañihuales, durante el invierno vende leña vive alejado de su familia por motivos laborales.

Esto fue revelado por su hijo Diego Fuentes, quien señaló que su padre “siembra y ara la tierra también. Vive con otros hermanos allí y para comunicarse por teléfono debe bajar al pueblo. Así que no lo hace todos los días”. En tanto, durante el invierno se dedica a vender leña.

Sobre la realidad económica que enfrenta su padre, con el cual no pudieron conversar debido a que en el lugar donde se encuentra no hay señal telefónica, aseguró que apenas “gana para sobrevivir”. Eso sí, destacó que pese a la distancia, se mantienen comunicados como familia.

“Nos escribimos cartas y nos cuenta cómo está así como nosotros también le informamos de lo que pasa con mi hermano. Aunque está lejos, siempre nos está apoyando”, remarco.

El accidente de su hijo

Y justamente el otro frente que complica a Fuentes es otro de sus hijos, Brandon, quien el 2014 vio como su caso se daba a conocer públicamente tras aparecer en la Teletón.

En ese momento el adolescente tenía 13 años y en la actualidad tiene 16. En la actualidad vive en Osorno y sufre de distrofia muscular progresiva y parálisis facial, por lo que utiliza una silla de ruedas.

Y el pasado 4 de enero sufrió un accidente luego que unos compañeros de curso lo sacaran a pasear. “Hay una bajada para entrar a la casa y ahí se les fue a los niños y cayó en un pavimento”, contó Diego.

“Brandon perdió un diente, tres le quedaron sueltos, se fracturó las dos rodillas, que es lo más complicado, y se dañó las costillas. Fue bien duro lo que le pasó”, relató.

Por este motivo, debió permanecer dos semanas internado en el hospital de Osorno y esperan juntar dinero para adquirir una grúa para que pueda ir al baño, además de una silla de ruedas eléctrica.

Por lo mismo, la familia organizó el pasado fin de semana un bingo en Puyehue para reunir recursos, haciendo un llamado además a la solidaridad a la comunidad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Next Post

Carabineros lanzó nuevo twitter de Oficinas de Integración Comunitaria

El ex diputado […]
error: Este Contenido está Protegido