Reinserción social: presos de Aysén nivelan estudios de enseñanza básica y media

Escuchar con webReader

Alrededor de medio centenar de personas privadas de libertad se encuentran estudiando al interior de los principales recintos penales de la región de Aysén, gran parte de ellos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Coyhaique.

En efecto, la escuela Anexa Independencia, dependiente de la Dirección de Educación Municipal, cuenta con 45 alumnos repartidos en tres niveles.

Éstos son el tercer nivel de enseñanza básica, y los primeros y segundos ciclo de enseñanza media, informó el Diario de Aysén.

“Gendarmería de Chile es una institución del estado garante de los derechos fundamentales de las personas que tiene bajo su custodia, por ello intenta contar con una oferta educativa acorde a la demanda de las personas que tiene bajo su cuidado, entregándoles a través de este proceso herramientas que permitan su reinserción social”, destacó el jefe técnico regional, Andrés Astorga Márquez.

El CCP de Coyhaique cuenta con una población de internos condenados de alrededor de 100 personas, de los cuales 45 han manifestado necesidades educativas, cursando en la actualidad enseñanza básica y media.

Gendarmería no busca solamente que las personas nivelen estudios y obtengan conocimientos tras su paso por la educación formal, sino que también hay fines asociados al nuevo modelo de intervención que viene aplicando la institución penitenciaria desde hace algunos años.

 

“La persona que accede a la educación, participa de instancias de socialización que favorecen y potencian una conducta pro-social, deben respetar horarios de ingreso, convivir con otras personas, respetar la reglas. Es decir, aprenden nuevas formas de convivencia y de resolución de conflictos a través de su proceso educativo. En el fondo, adquieren competencias de tipo social”, agregó el coordinador regional de educación de la institución penitenciaria, Bernard Shaw Sandoval.

A la experiencia de Coyhaique se suma el Anexo Liceo Politécnico de Puerto Aysén que tiene un curso de cinco personas en el primer ciclo de enseñanza media.

Respecto de las unidades penales de Chile Chico y Cochrane, se dificulta contar con establecimientos educacionales en su interior por la poca población penal y tamaño de las unidades.

Sin embargo, todos los años se realizan gestiones para que las personas que allí cumplen su proceso de privación de libertad puedan rendir exámenes libres.

Incluso en 2017 el Centro de Detención Preventiva de Cochrane innovó gestionando junto al área técnica regional de Gendarmería el apoyo de profesionales de esa localidad, quienes en forma voluntaria prepararon a los internos que quisieron nivelar sus estudios.

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error: Este Contenido está Protegido