spot_imgspot_img

Balance 2020: PDI y el control migratorio regional en tiempos de pandemia

El año 2020 estuvo marcado por una reformulación del trabajo policial, en orden al nuevo
escenario de pandemia por el Covid-19. Fue así que la Policía de Investigaciones de Chile redobló
sus esfuerzos para continuar su trabajo especializado en la investigación de los delitos de alta
complejidad, sumándose al trabajo de control y fiscalización de las medidas adoptadas por la
autoridad sanitaria en coordinación con el Jefe de la Defensa Nacional para la Región de Aysén.
Una de las áreas que vivió grandes cambios durante el 2020 en la región de Aysén fue la de
Migraciones y Policía Internacional, equipo de la PDI que se sumó al trabajo en la barrera sanitaria
del Aeropuerto de Balmaceda, fiscalizando vuelos y pasajeros, y apoyando a los organismos de
defensa y a la autoridad sanitaria en el principal acceso de la región.
La PDI Aysén cuenta con dos equipos especializados en materia migratoria, la Sección Migraciones
y Policía Internacional Aysén y el Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique,
quienes, además del control migratorio en frontera, continuaron con su labor de fiscalización de
extranjeros dentro de la región.
Control migratorio
Durante el año 2020, el flujo migratorio registró una disminución del 62.4%, con un total de
126.695 personas controladas, en comparación con igual período del 2019 el que contabilizó a
337.078 personas controladas. Tal disminución se produjo desde la última quincena del mes de
marzo del 2020, debido a la alerta sanitaria mundial y las medidas de contención adoptadas por
las autoridades para impedir su propagación.
Conforme a ello, se decretó el cierre de los pasos fronterizos, entre ellos los pasos fronterizos de la
región controlados por la PDI: Coyhaique Alto, Jeinimeni y Huemules, quedando este último
habilitado solo para garantizar el abastecimiento regional, manteniendo algunas excepciones para
el ingreso y salida de camiones.
Respecto a esto, el jefe del Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique,
comisario Richard Biernay, señaló que “el cierre de fronteras en pandemia determinó que haya
una disminución de cerca de un 64% del flujo migratorio, entendiéndose entrados y salidos desde
el año 2019 al 2020”.
Además, el jefe de la unidad especializada reforzó que “el paso Huemules se encuentra abierto
para el abastecimiento de la región, existiendo un tránsito muy leve de camiones que ingresan a
nuestra región por este paso en Balmaceda, por lo tanto, existe un pequeño flujo migratorio. Y
también está abierto el paso Jeinimeni en Chile Chico con una excepción para la salida de
camiones con cerezas y el ingreso de camiones con cemento, ese es el motivo por el cual el flujo
migratorio ha disminuido tal cantidad hasta ahora”.
Dentro de las modificaciones, el comisario Biernay destacó que “se han agregado algunas
excepciones a este cierre de fronteras que tienen que ver con situaciones humanitarias. No solo
por el paso Huemules pueden entrar y salir camiones, sino que también hay causales que
permiten a ciertas personas poder ingresar a nuestro país, por ejemplo, algún padre, madre o hijos

de chilenos o extranjeros residentes de forma definitiva en nuestro país que acrediten parentesco
en el control migratorio, por nombrar algunas”.
Fiscalización de extranjeros
A pesar de la contingencia por la crisis sanitaria y el apoyo a la labor de control en la barrera
sanitaria, el área de Migraciones de la Región Policial de Aysén ejecutó un total de 51
fiscalizaciones, entre ambas unidades, lo que permitió denunciar a 200 extranjeros a la autoridad
administrativa por cometer algún tipo de infracción a la Ley de Extranjería, cifra que implicó una
disminución equivalente al 36.7% en el número de fiscalizaciones realizadas con respecto al 2019.
Pese a ello, se logró mantener el 100% de efectividad en las fiscalizaciones realizadas durante la
pandemia, respondiendo a un completo trabajo de análisis de la Oficina de Procesamiento,
Análisis y Estadística que permite fiscalizar de manera eficiente y no al azar, “en el año 2020
nosotros hicimos cerca de 42 fiscalizaciones a extranjeros, por lo tanto, el trabajo de nuestro
departamento ha continuado, aún en pandemia”, reforzó el comisario Biernay.
Asimismo, en el año 2020 el área de Migraciones de la Región Policial de Aysén denunció, ante la
autoridad administrativa, a 14 ciudadanos extranjeros por ingreso clandestino, donde la totalidad
efectuó su ingreso por el norte de Chile.
En ese sentido, el jefe de la unidad especializada enfatizó que “este año también hemos
aumentado las fiscalizaciones en el aeropuerto de Balmaceda, entendiendo el contexto migratorio
del norte de nuestro país, ya que en cierta medida también puede llegar acá un flujo de personas
que hicieron algún tipo de ingreso clandestino y ha sido lo que se ha detectado en el aeropuerto
Balmaceda, así como en los controles que se hacen de forma terrestre de aquellas personas que
ingresan por barcaza”.
Durante el período se realizó una expulsión judicial, gestionada con el Consulado de Argentina, de
un ciudadano argentino condenado a cuatro años de presidio menor en su grado máximo como
autor del delito de tráfico de drogas, sustituyéndose el cumplimiento de la pena impuesta por la
expulsión de nuestro territorio nacional.
Finalmente, durante este año 2021 “el trabajo del área de Migraciones continúa, tenemos
personal dispuesto en gran parte del territorio para efectuar control y fiscalización de
extranjeros”, puntualizó el jefe de la unidad especializada.

Envíanos tu noticia o denuncia

Comuniquenos entre todos

Comenta la noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img

Te puede interesar

spot_img
43,953FansMe gusta
5,304SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte